Uno de los puntos que hay que visitar en la provincia de Málaga es, sin duda, el Parque de la Paloma situada en Arroyo de la Miel.

De una belleza indescriptible, es punto de encuentro para los amantes de la naturaleza. Inmensos jardines, preciosas flores, robustos árboles (ideales para darse cobijo bajo su sombra en días soleados) y grandes lagos son acompañados de diversas clases de animales. Desde palomas que dan nombre a este mágico lugar, hasta tortugas y conejos hacen las delicias de todo el que va. No olvide llevar algunas migas de pan para mimar a los animalitos que viven aquí.

Sin duda, una escapada para recordar.