EXCURSIÓN A LUCENA

Nadie puede decir que no haya oído hablar de este precioso rincón cordobés.

 Si elegimos este destino, nuestro abanico se amplia a diversos puntos que podemos visitar.

Así, para quién no quiera ver el pueblo de Lucena, conocido por el santuario de la Virgen de Araceli, puede visitar las maravillosas fuentes de Priego de Córdoba, o disfrutar del encanto de Puente Genil.